COF Granada y la homeopatía

 El Colegio de Farmacéuticos de Granada insiste en organizar cursos sobre homeopatía en los que se instruye a los farmacéuticos a engañar a los pacientes a través de esta terapia de demostrada ineficacia. Desde FarmaCiencia nos hemos puesto en contacto con este colegio para pedir la retirada estas actividades formativas y el fin de su «vocalía de homeopatía», dirigida por una persona con fuertes intereses económicos en el sector.

A la Junta de Gobierno del Ilustre Colegio de Farmacéuticos de Granada
Estimados compañeros:
Les escribo como Presidente de Farmaciencia, asociación de farmacéuticos a favor de la evidencia científica. Me pongo en contacto con ustedes, queridos colegas, porque desde la asociación hemos detectado, no sin cierta sorpresa y desagrado, que desde la página web del COF Granada se vienen ofertando desde hace ya algún tiempo dos cursos de formación continuada en los que se pretende instruir a farmacéuticos, técnicos y auxiliares de farmacia en el tratamiento con homeopatía de las patologías más frecuentes en otoño-invierno y primavera-verano, respectivamente.
  Desde nuestro punto de vista, esta actitud, como la de algún otro Colegio de Farmacéuticos, donde también se ampara, protege y/o difunde esta pseudociencia, no hace más que aumentar las posibilidades de que nuestro prestigio como profesionales de la salud se vea perjudicado. Nos parece grave y triste que una institución respetada, como es el COF Granada, que siempre se ha caracterizado por su buen hacer y por su defensa de la profesión, se preste a organizar cursos de formación de estas características.
  El apoyo a la homeopatía por parte de la institución que representa a todos los colegiados de Granada y su provincia nos parece de todo punto intolerable, sobre todo después de que las tres sociedades científicas que representan a miles de farmacéuticos en distintos niveles asistenciales (y a las que seguro pertenecen multitud de farmacéuticos granadinos), SEFAC, SEFAP y SEFH, hayan dejado bien claro, y por escrito, que la homeopatía no ha demostrado científicamente que sirva para absolutamente nada. Además, y como bien sabrán, recientemente, la Real Academia de Farmacia también ha expresado su opinión al respecto, dictaminando que la homeopatía, no sólo no presenta efectividad alguna en el tratamiento de enfermedad conocida, sino que además, puede llegar a ser peligrosa. Por no hablar de la como mínimo alegalidad que supone la venta de este tipo de productos en las oficinas de farmacia.
Que la homeopatía sea utilizada en otros países, que haya quien la prescriba, y que la demanda de este tipo de productos sea supuestamente creciente (cuando Boiron, principal fabricante de este tipo de productos, lleva varios años experimentando caídas en su facturación), según se puede leer en la presentación de ambos cursos, no son razones de peso para que una institución que está para proteger a la profesión farmacéutica, y a los pacientes, como profesionales de la salud que nos llamamos, ofrezca formación para utilizar la homeopatía como una opción más dentro del arsenal terapéutico y especializarse y diferenciarse de otros compañeros mediante el consejo homeopático. Esas razones suenan más a “queremos formarnos para poder optar a nuestra parte del pastel”, y eso, bajo nuestro punto de vista, es como poco, éticamente reprochable.
Es por ello que desde nuestra asociación les instamos a darnos respuesta por escrito a las siguientes peticiones:
1. Retirada de esos cursos de la oferta formativa de la unidad de formación del COF Granada.
2. Le rogamos encarecidamente que como las instituciones anteriormente mencionadas, el COF Granada se posicione clara y públicamente en contra de la homeopatía, pseudociencia que está dañando de manera casi irreparable, si no se pone remedio urgente, a la profesión de la que ustedes son los máximos representantes en la provincia de Granada.
3. Solicitamos que, al igual que ha hecho el Colegio de Médicos de Madrid, el Colegio de Farmacéuticos de Granada elimine la vocalía de plantas medicinales y homeopatía, como gesto político en la dirección que se apunta en la presente carta, y que mostraría a las claras su apuesta por una farmacia asistencial y científica, libre de pseudoterapias.
Sin otro particular, reciban un saludo cordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.