Autismo, parásitos y estafadores

  Existen personas sin escrúpulos que difunden la teoría de que el autismo está causado por parásitos, engañando a padres desesperados y vendiendo inútiles y peligrosos tratamientos que prometen curar el autismo. No se sabe con exactitud qué causa el autismo, pero sabemos que tiene una alta correlación con la genética del individuo, modulada por factores externos que a día de hoy se desconocen. De lo que sí estamos seguros es de que el autismo no está relacionado con las vacunas ni con la presencia de parásitos intestinales, algo que de ser cierto sería muy fácil de demostrar con un simple microscopio. 

  En internet abundan los grupos y páginas que difunden la teoría parasitaria del autismo y donde aparecen supuestos “testimonios” de padres que revirtieron el autismo en sus hijos, a través de “protocolos de desparasitación”. Es frecuente que se organicen reuniones para padres a través de internet, a las que se accede previo pago, donde se aprovecha la frustración y desesperación de las familias para venderles estos remedios sin autorización sanitaria y sin ningún aval científico. El mensaje de estos peligrosos charlatanes sin escrúpulos es conocido: Las vacunas son las culpables junto con los metales pesados», «el autismo se puede curar con productos naturales», «todo es un complot de las mafias farmacéuticas…” En estas charlas es frecuente la coacción al más puro estilo de una secta: “si te importa tu hijo lo harás”, “si te gusta verlo sufrir deja el tratamiento” etc Todo aquel que muestre oposición o plantee dudas es tachado de mal padre, de estar a sueldo de la «farmafia» o de no querer ayudar a su hijo para beneficiarse de ayudas públicas. 

autismo_parasitos

  Estos “protocolos” consisten en la administración a los niños de sustancias como el MMS (un tipo de lejía), antiparasitarios de síntesis, sustancias purgantes, dolorosos enemas, agua de mar y diversas sustancias naturales que pueden variar en función de cada protocolo. Ninguna de estas sustancias tiene la menor efectividad en el autismo, que es una condición con la que se nace y que en ningún caso se puede revertir. No existe cura para el autismo, cualquier persona que te diga lo contrario o es un pobre iluso o ( lo más probable) está tratando de engañarte. 

  Aunque le dirán lo contrario estas sustancias pueden ser peligrosas y causar graves efectos secundarios en los niños. En el caso concreto del MMS, un desinfectante de piscinas, hay registrados casos de graves quemaduras intestinales. La pérdida de revestimiento intestinal provocada por las quemaduras a veces causa la expulsión del epitelio por heces y puede ser identificado erróneamente como “parásitos” por los padres. El caso más extremo documentado es el de un niño de 6 años al que se le tuvo que quitar el intestino quirúrgicamente y ponerle una bolsa de colostomía después de que sus padres le administrasen un enema de MMS como parte de un protocolo de desparasitación.

autismo_parasitos

  Los únicos parásitos implicados en el autismo son algunos naturópatas iluminados que viven de la desesperación de la gente enferma, ofreciéndoles remedios  tanto inútiles como peligrosos. Debe saber que en el caso de que administre alguno de estos preparados a su hijo y le ocasione algún daño usted será el único responsable legal y podrá ser denunciado a la Policía y a Servicios Sociales. Por desgracia  los charlatanes sin escrúpulos que se lucran con estos remedios acostumbran a quedar impunes. 

  Aunque el autismo no tenga cura sí existen actuaciones con eficacia probada que pueden mejorar la vida de las personas autistas y ayudarles en su día a día. Busque ayuda en profesionales cualificados y organizaciones de referencia. Huya de aquellos que le ofrezcan milagros y soluciones fáciles. 

 

Autor: Roi Cal Seijas. Farmacéutico.

 

LEAVE A COMMENT

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad

Cookies de Gogle

Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043. Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la web google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

Cookies de Google