Respuesta al Colegio de Farmacéuticos de León

  Hemos leído con sorpresa e indignación la defensa de la homeopatía que el Colegio de Farmacéuticos de León ha realizado en el Diario de León en el artículo «La farmacia defiende la terapia homeopática». Creemos que con sus declaraciones se desacreditan profesionalmente y llevan el descrédito a toda la profesión, especialmente a los colegiados que representan, quienes sin duda no merecen que los avergüencen públicamente.

  Hemos solicitado al citado periódico que nos permita rebatir los argumentos planteados por COFLeon, ya que todos ellos son intencionadamente engañosos e impropios de profesionales sanitarios con una buena formación científica.  Entretanto utilizaremos nuestro blog para rebatir sus absurdos argumentos.

1.- Que la señora Pilar Pérez Gutiérrez «no conozca farmacéuticos que estén en contra de la homeopatía» no significa que no los haya ni puede constituir un argumento válido para defender posición alguna. De hecho, en entre los firmantes del manifiesto que dio origen a FarmaCiencia, hay dos farmacéuticos titulares leoneses que pidieron la salida de la homeopatía de la farmacia. Estamos seguros que hay muchos más farmacéuticos en León que saben que la homeopatía en un fraude y que jamás se la recomendarían a sus pacientes, pero obviamente éstos no ostentan puestos de responsabilidad en el colegio.

2.- Nuestras críticas a la homeopatía no provienen en absoluto del desconocimiento de la materia. Somos plenamente conocedores de la “base teórica” que defienden los homeópatas, de su historia y de su metodología. El problema es que no nos la creemos y opinamos que es un gran engaño. Por desgracia la señora Pilar Pérez Gutiérrez (Farmacéutica especialista en homeopatía) sí demuestra un grave desconocimiento de química, física o farmacología, en base a sus creencias y declaraciones.

3.- Es cierto que los productos homeopáticos han sido aprobados por Sanidad y por la Agencia Española del Medicamento. El único requisito que se les ha pedido a estos preparados es que certifiquen su seguridad, jamás se les ha exigido que demuestren su eficacia como se hace con los verdaderos medicamentos.

4.- Le recordamos al señor Javier Herradón, presidente del citado colegio, que el hecho de que “El 28% se lo ha dado a sus hijos. ¿Quién le da a sus hijos algo que no funciona?”, no es un argumento científico. Muchos padres usan con sus hijos el “sana, sana, culito de rana…” sin que hasta ahora se haya podido demostrar su eficacia. Si muchos padres usan la homeopatía es por desconocimiento y porque confían en la figura del farmacéutico o médico que se la ha recomendado. La mayoría de padres a los que se les explique con calma el fundamento de la homeopatía la rechazarán porque buscan para sus hijos tratamientos, no sólo seguros, sino también efectivos.

5.- Otro argumento tan poco serio como infantil es el defendido por la farmacéutica Milagros González Vallinas cuando asegura que «Los que lo prueban, normalmente, repiten», como si de un reclamo publicitario se tratase.  Nos gustaría sinceramente ver de dónde saca esos datos o si simplemente hemos de confiar en su experiencia personal. La evidencia científica es sólida en contra de la homeopatía, todos los estudios científicos serios realizados no le otorgan mayor efectividad que el placebo.

6.- Sorprende también el bajo nivel científico que demuestra la vocal María José Díez García cuando mantiene que en los niños no existe el efecto placebo. Está sobradamente demostrado que este efecto no sólo se da en niños, sino que es mucho más intenso que en los adultos. Existen abundantes trabajos científicos sobre este tema que demuestran la existencia del efecto placebo, incluso en niños recién nacidos y en animales, a los que también se les puede condicionar. Permítanme que les vuelva a poner el ejemplo del “sana,sana, culito de rana…” porque creemos que es muy ilustrativo.

7.- La farmacéutica Águeda Anel Martín-Granizo, en un alarde de razonamiento científico, afirma que “para los niños funciona muy bien, sobre todo en las conocidas como infecciones de repetición”. En muchas ocasiones los productos homeopáticos se emplean en procesos leves y autolimitados que se curan solos, como un catarro, por lo que es de esperar que el niño mejore aún sin tratamiento. Los padres, que no lo saben, establecen una falsa relación de causalidad y achacan la mejoría a la homeopatía en lugar de a la propia evolución de la enfermedad.

8.- Pero el argumento más ridículo, y que constituye todo un disparate en sí mismo, es el expuesto por Pilar Pérez Gutiérrez cuando dice «Lo que consigue la homeopatía es resintonizarte. Funciona a nivel cuántico y lo que logra es que el organismo se ajuste a través de la estimulación del sistema inmunológico». Obviamente esta persona no tiene ni la menor idea de lo que es la física cuántica, pero cree que usar conceptos científicos que la mayoría de la gente no comprende legitima su posición. La emplazamos a que presente una sola evidencia de ese sorprendente mecanismo de acción y a que encuentra a algún físico que respalde sus afirmaciones. 

9.- Por último recordar al señor Javier Herradón que el hecho de que la homeopatía se venda bien en las farmacias lo único que certifica es la presencia de una buen negocio a costa de los incautos pacientes, pero no acredita la eficacia de la misma. 

  Por todo lo expuesto anteriormente creemos que los farmacéuticos leoneses deberían exigir la dimisión de sus representantes implicados en esta noticia, para no perjudicar más a la institución ni a la profesión a la que representan. 

 

7 comentarios en “Respuesta al Colegio de Farmacéuticos de León”

  1. María Fernández

    Totalmente de acuerdo. Vivo en León y cuando leí esas declaraciones en Diario de León, ALUCINÉ. Parece mentira que personas a las que se supone una formación científica demuestre tal absoluto desconocimiento de aquello de lo que hablaban (efecto placebo en niños, resintonización, nivel cuántico, etc). Que sigan con el negocio pero no digan más tonterias, por favor.

  2. Soy una farmacéutica leonesa pero como bien decís en el post no sólo no ostento ningún cargo en el COF, si no que encima sólo soy una simple adjunta. No he estudiado 5 años de carrera para que vengan a decirme que el agua con azúcar cura enfermedades. Por lo que se ve a ellos se les hizo cuesta arriba la carrera o no les explicaron bien lo que es un mecanismo de acción.
    Sólo hay que ver sus «razonamientos» para comprender que intentan defender lo indefendible. Que presenten un ensayo clínico si tan eficaz es y lo demuestren.
    Sobre el tema de la resintonización creo que no hace falta decir nada. Ahora va a resultar que el organismo es como la TDT. En fin….

  3. Como nacido en León, a donde voy habitualmente a visitar a la familia, me gustaría ver una lista de los farmacéuticos que defienden la homeopatía como dicen desde el Ilustre (?) Colegio. De esa forma ya tengo una lista de farmacias a donde no acudir cuando necesite ayuda o consejo, sobre todo si es para algo relacionado con mis hijos. De momento, Martín-Granizo encabeza mi lista de lugares a evitar

  4. Este tipo de personas demuestra que para ser un titulado vale cualquiera.
    Realmente con este tipo de demostraciones de conocimiento me parecería razonable que no se permitiera ejercer a un gran número de pseudo profesionales del tema. La salud de las personas está en juego además de la reputación de una figura tan importante como es el farmacéutico.

    Gracias gente de farmaciencia por aportar un poco de cordura en este mundo de homeópatas y maestros reiki!

  5. Pingback: SEFH y SEFAP rechazan abiertamente la homeopatía - farmaciencia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.