No es un secreto que el mercado de los suplementos de colágeno lleva varios años sufriendo un acusado descenso. Las modas, también en salud, duran un breve periodo de tiempo, especialmente cuando se basan en productos sin eficacia probada como los suplementos de colágeno. Pero los equipos de marketing nunca se dan por vencidos. Después del colágeno hidrolizado vino el colágeno con ácido hialurónico, luego con el todopoderoso magnesio, luego con silicio etc etc etc. Lo que viene ahora es el colágeno tipo 2.

  El colágeno no es una única proteína sino una familia de éstas relacionadas genéticamente. Distinguimos entre 23 tipos de colágeno en base a su secuencia de aminoácidos, estructura tridimensional, función y localización en en organismo. El colágeno tipo 2 es sintetizado en el condroblasto y su función principal es la resistencia a la presión intermitente. Se encuentra principalmente en el cartílago. 

  En este artículo nos centraremos en el Colágeno UCII (patentado) obtenido de los esternones de pollo y glicosilado para mejorar su estabilidad, por ser el que más ensayos tiene publicados. 

MECANISMO DE ACCIÓN

  Esta familia de suplementos de colágeno tipo 2 se caracterizan por contener cantidades muy pequeñas de principio activo (40mg o menos). Esto es una novedad frente a los suplementos de colágeno tradicionales que contenían una dosis diaria de 10 gramos (en teoría la dosis eficaz).

  La razón es que el mecanismo de acción propuesto cambia por completo, ya no estamos hablando de colágeno que se absorbe, pasa a sangre y de ahí se dirige al cartílago (mecanismo fisiológica y metabólicamente improbable). El mecanismo de acción que se defiende para el colágeno tipo 2 (UCII) es un mecanismo de acción inmunológico.

” UCII se hidroliza parcialmente en estómago, el resto (3mg) entra en contacto con las placas de Peyer del intestino, estimulando la producción de Linfocitos T que legan a las articulaciones a través de sangre y vasos linfáticos. Allí producirían IL-10, TGF-beta que inhibirías la cascada inflamatoria y activarían los condrocitos para que sinteticen nuevo colágeno.”

  En la publicidad de un producto en España citan como prueba de este mecanismo el artículo Recent advances in the genetics of rheumatoid arthritis (Current Opinion in Rheumatology: March 2010 – Volume 22 – Issue 2 – p 109–118). Ni el artículo hace referencia al colágeno tipo 2 ni el autor ha defendido nunca la efectividad del UCII. 

  El mecanismo de acción no se ha podido comprobar, se conoce la existencia de esta vía y su implicación en la artritis pero no se ha demostrado su implicación en el caso del colágeno tipo 2 glicosilado.

ESTUDIOS DE EFECTIVIDAD

  No conocer el mecanismo de acción no implica que el producto no sea eficaz, de hecho hay muchos medicamentos de los cuales desconocemos su mecanismo de acción y ello no impide que se utilicen. No obstante, cuando un producto se presente con una propiedades extraordinarias (como sería regenerar una articulación con artrosis), que en principio contradicen lo que creemos saber sobre bioquímica y fisiología, es normal que exijamos pruebas igual de extraordinarias y contundentes. En una sencilla búsqueda en PubMed hemos localizado una serie de estudios sobre el colágeno tipo 2 que procederemos a analizar, no sin antes recordar que el hecho de que existan estudios publicados sobre un producto no es garantía de su eficacia.

  1. Eficacia y tolerabilidad de un suplemento de colágeno de tipo II sin desnaturalizar para modular los síntomas de osteoartritis de rodilla: un estudio multicéntrico, aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo. A priori un estudio de estas características debería darnos confianza, sin embargo podemos observar varios problemas. Existe un conflicto de interés ya que varios de los autores trabajan para un fabricante de productos nutracéuticos (InterHealth Nutraceuticals), el objetivo a valorar (WOMAC, VAS, LFI) es muy subjetivo y los resultados varían fácilmente en función del investigador, el tamaño de muestra final es muy reducido y los resultados obtenidos tienen baja significancia estadística. 
  2. Effects of Native Type II Collagen Treatment on Knee Osteoarthritis: A Randomized Controlled TrialTamaño de muestra muy reducido (n=39), mejoras en escala VAS y WOMAC (subjetivas) pero no se observan diferencias en marcadores bioquímicos de degradación del cartílago. Al ser un estudio de superioridad no hay grupo con placebo ni doble ciego.
  3. Efectos del colágeno tipo II sin desnaturalizar administrado por vía oral contra las enfermedades inflamatorias artríticas: una exploración mecanicista. Se postula un mecanismo de acción para el colágeno tipo 2 pero no se presentan pruebas del mismo. El estudio se realiza durante sólo 42 días, en apenas 5 mujeres con dolor articular, sin grupo de control y sin cegar. 
  4. Colágeno tipo II sin desnaturalizar (UC-II®) para el soporte de articulaciones: un estudio aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo en voluntarios sanos.  El autor principal del estudio en otros estudios similares aparece vinculado con una empresa que fabrica el producto a evaluar, sin embargo no declara tener conflicto de interés. El estudio se lleva a cabo en deportisas sanos sin diagnóstico de enfermedad articular, por lo que los resultados no podrían ser extrapolados a pacientes con artrosis. Subpoblación final a estudiar muy reducida (n=46). Para medir el resultado se usan parámetros inespecíficos que dependen de la percepción subjetiva del sujeto y del investigador, no se realizan pruebas no invasivas que permitan valorar el resultado de una forma objetiva. 

CONCLUSIONES

  No existen estudios adecuados que demuestren la eficacia del colágeno tipo 2 glicosilado procedente de esternón de pollo. Se necesitan estudios de alta calidad que establezcan la utilidad terapéutica del colágeno tipo 2 y su eficacia como condroprotector. No se ha podido establecer el mecanismo de acción para este suplemento alimenticio, en realidad ni siquiera tenemos la certeza de que atraviese el estómago sin perder su estructura tridimensional. Ni la FDA ni la EMEA aprueban el uso de ninguna forma de colágeno como condroprotector. 

  Hasta que se realicen nuevos estudios no se puede defender la eficacia del colágeno tipo 2 por lo que su prescripción/indicación podría ser contraria a los códigos deontológicos de médicos y farmacéuticos. El colágeno tipo 2 se considera seguro. La aparente mejoría que experimentarán muchos pacientes que consuman estos productos podría ser debida únicamente al efecto placebo, como ocurre con otros productos similares. Existen alternativas con mejor grado de evidencia, más económicos y financiables por la seguridad social (condroitín sulfato/glucosamina). 

 

Autor: Roi Cal Seijas. Farmacéutico. 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.