Hahnemann y el culo de las ranas

“Sana, sana culito de rana… si no sana hoy, sanara mañana” ¿Quién no ha oído esta frase, una o mil veces? A mí me la dijo mi abuela, a ella la suya y a Hahnemann seguramente también. Sin embargo él y sus acólitos han conseguido “rentabilizar” este dicho popular.
 Ahora se le llama ¿medicina? homeopática al clásico «sana,sana, culito de rana» y se le viste de ciencia. No importa que no se ajuste al método científico; el único método científico que conocen es el «a mí me fue bien…»Como resultado de ello nos venden “agua con memoria” y azúcar a precio de oro. Agua convenientemente agitada y “embotellada” en atractivos envases de colores, a precios de caviar del Báltico. Les llaman “medicamentos “ para darles categoría (que siempre es un grado) con el respaldo cómplice de las autoridades sanitarias. Y, sorprendentemente, han conseguido convencer a millones de consumidores de que son capaces de curarlo todo, o casi…, pero ¿por qué?.

 Los remedios homeopáticos son recetados por “médicos» homeópatas, que dicen sanar empatizando con un enfermo creyente y personalizando su desesperación. Otras veces son recomendados por farmacéuticos que usan su bata blanca para ganarse la confianza del incauto paciente y llenar la caja registradora. Estos preparados han comprado un aval sanitario inmerecido gracias al poderoso lobby homeopático. Cautivan a los amigos de «lo natural» y enemigos del sentido común, sin que aún nadie haya conseguido explicarnos en qué planta crecen esas bolitas homeopáticas. 

  Bajo mi criterio (soy sanitaria, de las de estudiar y eso) los profesionales sanitarios que usan la homeopatía faltan a su ética en cada acto de prescripción o dispensación. La empatía de los seguidores de Hahnemann es siempre interesada e irresponsable. No informan de que a las “bolitas de colores” podríamos llamarles «culito de rana complex». El efecto viene a ser el mismo y para secar lágrimas y quitar penas un buen vino con un amigo son mejor remedio. Una vez dicho eso, cada cual en su libertad, que se tome lo que quiera, para adoctrinar ya están ellos. Si esta Ud enfermo, de verdad de la buena, el “Culito de Rana Complex” al menos lleva 500 mg. de CARIÑO y, ese PRINCIPIO ACTIVO, es GRATIS.

Dra. Aurora Barrionuevo

1 comentario en “Hahnemann y el culo de las ranas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.