Colegios de Farmacéuticos. Como los de Tudela.

Como el General Castaños y sus tropas y según recuerda la canción que rememora la batalla de la Guerra de la Independencia, nuestros Colegios Oficiales de Farmacéuticos y su Consejo General se han quedado SOLOS defendiendo la homeopatía.

Su presidente, Jesús Aguilar justificaba el cobijo que los Colegios a los que representa ofrece, por la prescripción por parte de los médicos de estos “preparados”. Obvió quemás del 80% se vende (no dispensa como sucede con los medicamentos, ya que no lo son) por indicación del farmacéutico que, bien lo hace por desconocimiento consciente o inconsciente o por su devoto fervor a las “bolitas mágicas”, anteponiendo el beneficio económico a la salud de su paciente.

Pues no Jesús. Los médicos, como acaba de demostrarnos el periodista José Antonio Plaza de Diario Médico en su excelente artículo han dicho a través de sus sociedades científicas, como lo han hecho las nuestras (con poco eco en ese mundo colegial “tan suyo”), que la homeopatía no tiene ninguna eficacia terapéutica y que no debería ser utilizada por estos profesionales sanitarios.

De hecho, los españoles pueden estar tranquilos. Aunque en su “libro blanco” (tirando a marrón), la “diva” de la homeopatía (Laboratorios Boiron), afirma que 10.000 médicos en España la prescriben (nuestro presidente en otras declaraciones la sube a 15.000 sin citar la fuente) no dejaría de ser un triste 3,5% de los galenos colegiados. Si alguno quiere conocer las mentiras que arroja dicho libro, y les advertimos que puede producir alucinaciones, pueden verlo aquí.

No podemos presumir igual los boticarios. Casi todas nuestras farmacias la venden sin pudor y muchas presumen de ello, cosa que avergüenza a casi todos los sanitarios y cubre de “gloria” nuestra profesión.

Y como el citado general, los Colegios se van a quedar solos con sus vocales de “bolitas mágicas” y sus cursitos subvencionados, ya se llamen de homeopatía o disfrazados. Como el próximo que va a impartir el de Madrid como “medicina biorreguladora”:

 

“Palabro” inventado por Heel, otros espabilados de la parte germana que, viendo la que estaba cayendo por Norteamérica a los que a sus bolitas las llamaban homeopatía, se inventaron esto que no es más que humo para seguir vendiendo la misma farsa. Mirad sino aquí a lo que disfrazan con ese término.

El “búnker” colegial sigue como si nada pasara. Con sus vocales de la “fantasía” entre el Colegio y los laboratorios; estos días más que nunca con la que les está cayendo. Y sin capacidad de reacción.

Piensan que es mejor a que pase todo esto (cosa que no sucederá) y salir en unos meses como si nada hubiera sucedido.

Y de los laboratorios “mágicos” tampoco nada se sabe. Amachambrados como las piedras de una cantera, no han sido capaces de hacer ni una declaración en su defensa. Ni sus voceros; esas asociaciones tan suyas de homeópatas, calcadas en las estupideces que contienen.

En breve preparamos otra acción para ver si nuestros “representantes” nos demuestran que tienen que seguir dando cariño a tanto despropósito y cobijando esta farsa.

Atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *