Colegios de Farmacéuticos. Como los de Tudela.

Como el General Castaños y sus tropas y según recuerda la canción que rememora la batalla de la Guerra de la Independencia, nuestros Colegios Oficiales de Farmacéuticos y su Consejo General se han quedado SOLOS defendiendo la homeopatía.

Su presidente, Jesús Aguilar justificaba el cobijo que los Colegios a los que representa ofrece, por la prescripción por parte de los médicos de estos «preparados». Obvió quemás del 80% se vende (no dispensa como sucede con los medicamentos, ya que no lo son) por indicación del farmacéutico que, bien lo hace por desconocimiento consciente o inconsciente o por su devoto fervor a las «bolitas mágicas», anteponiendo el beneficio económico a la salud de su paciente.

Pues no Jesús. Los médicos, como acaba de demostrarnos el periodista José Antonio Plaza de Diario Médico en su excelente artículo han dicho a través de sus sociedades científicas, como lo han hecho las nuestras (con poco eco en ese mundo colegial «tan suyo»), que la homeopatía no tiene ninguna eficacia terapéutica y que no debería ser utilizada por estos profesionales sanitarios.

De hecho, los españoles pueden estar tranquilos. Aunque en su «libro blanco» (tirando a marrón), la «diva» de la homeopatía (Laboratorios Boiron), afirma que 10.000 médicos en España la prescriben (nuestro presidente en otras declaraciones la sube a 15.000 sin citar la fuente) no dejaría de ser un triste 3,5% de los galenos colegiados. Si alguno quiere conocer las mentiras que arroja dicho libro, y les advertimos que puede producir alucinaciones, pueden verlo aquí.

No podemos presumir igual los boticarios. Casi todas nuestras farmacias la venden sin pudor y muchas presumen de ello, cosa que avergüenza a casi todos los sanitarios y cubre de «gloria» nuestra profesión.

Y como el citado general, los Colegios se van a quedar solos con sus vocales de «bolitas mágicas» y sus cursitos subvencionados, ya se llamen de homeopatía o disfrazados. Como el próximo que va a impartir el de Madrid como «medicina biorreguladora»:

«Palabro» inventado por Heel, otros espabilados de la parte germana que, viendo la que estaba cayendo por Norteamérica a los que a sus bolitas las llamaban homeopatía, se inventaron esto que no es más que humo para seguir vendiendo la misma farsa. Mirad sino aquí a lo que disfrazan con ese término.

El «búnker» colegial sigue como si nada pasara. Con sus vocales de la «fantasía» entre el Colegio y los laboratorios; estos días más que nunca con la que les está cayendo. Y sin capacidad de reacción.

Piensan que es mejor a que pase todo esto (cosa que no sucederá) y salir en unos meses como si nada hubiera sucedido.

Y de los laboratorios «mágicos» tampoco nada se sabe. Amachambrados como las piedras de una cantera, no han sido capaces de hacer ni una declaración en su defensa. Ni sus voceros; esas asociaciones tan suyas de homeópatas, calcadas en las estupideces que contienen.

En breve preparamos otra acción para ver si nuestros «representantes» nos demuestran que tienen que seguir dando cariño a tanto despropósito y cobijando esta farsa.

Atentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.